El Observatorio Amateur El Guijo esta dedicado principalmente a la Astrometría, es decir, a la posición exacta de los astros en la bóveda celeste, en concreto los Asteroides y Cometas, con el fin de contribuir al seguimiento y establecimiento de sus orbitas. Los datos obtenidos se remiten al MPC Minor Planet Center organismo en el que delega la IAU Unión Astronómica Internacional para su catalogación, registro y certificación de los descubrimientos. Colaboro con el Grupo de búsqueda de Supernovas M-1, en la medición de Estrellas Variables Cataclismicas SW Sextantis y Supernovas, Grupo Cometas-Obs en la fotometria de cometas, con Misao Proyect, VSNET y con la Asociación Americana de Estrellas Variables AAVSO.
Aqui mis Observaciones de Asteroides en Neodys.

NOVAS KR Aur - HR Lyr.



Nova es el incremento de brillo que tiene un sistema binario, en el que una de las estrellas es una Enana Blanca y como consecuencia de la gravedad que ejerce sobre la otra estrella, esta cede parte de su materia, cuando esta llega a la superficie de la Enana Blanca se produce la reacción que origina el incremento de brillo.







KR Aur-Nova descubierta en 1960.
















HR Lyr-Nova descubierta en 1916.

CUÁSAR 3C66 Andromeda





Cuásars, proviene del ingles Quasi-stellar radio source, se cree que son núcleos activos de galaxias jóvenes, aparte de emitir luz visible, también son fuente de energía electromagnética y radiofrecuencia. Los cuásares visibles muestran un desplazamiento al rojo muy alto, lo que indica que están extremadamente lejos. La luz producida seria equivalente a la producida por un billón de soles.

SW SEXTANTIS.

Las SW Sextantis, son estrellas binarias variables cataclísmicas, que tienen como media un periodo orbital de tres o cuatro horas, lo que produce una fuerza gravitorial tan tremenda que si se pudieran ver estarían como dos balones de rugby uno frente al otro. La estrella principal es una enana blanca de mayor tamaño, lo que obliga a transferir parte de su masa a la estrella de menor tamaño. La forma en la que la estrella cede masa a la enana blanca va a depender de los campos magnéticos que genere la estrella principal.
Esta transferencia de masa genera un incremento de luminosidad, lo que hace imposible el estudio del sistema binario, pero en ocasiones ese traspaso de masa cede, lo que genera una bajada de varias magnitudes, facilitando que los observatorios profesionales puedan estudiarlas.